21 de julio de 2014

¿Como se crea una app? Termotic, nuestra experiencia con tapp.





Crear una app es un reto que asumimos hace unos meses fruto del cual nació Termotic. Su creación ha sido el resultado de un proceso de colaboración con los desarrolladores de tapp, que anteriormente habían creado ¿Qué tal estás? y con quienes, desde el primer momento, conseguimos crear unas sinergias muy positivas.

A menudo nos preguntan como se hace una app así que hoy os explicaremos cual fue el proceso de creación de Termotic, por un lado desde nuestra experiencia en primera persona y por el otro desde el punto de vista de sus desarrolladores en tapp.

Trabajando en el aula hemos podido comprobar como hay recursos que necesitaríamos para trabajar algunos contenidos o habilidades y que, por más que busquemos, no acabamos de encontrar una app que se adapte a nuestras necesidades. En el caso del trabajo con alumnos con necesidades educativas especiales las necesidades son aún mayores y contamos con menos recursos. Es por eso que, a medida que íbamos avanzando en nuestro trabajo en el aula de refuerzo, se nos iban ocurriendo ideas de materiales que nos serían muy útiles pero que no estaban creados, así que ¿porqué no crearlos nosotros?


Lo primero que hicimos fue pensar que queríamos trabajar, como queríamos trabajarlo y como debería ser la app para que fuera accesible y adaptada a nuestras necesidades específicas. Una vez tuvimos clara la idea empezamos a darle forma teniendo en cuenta que el diseño y la usabilidad debían acompañar al contenido, haciendo de la app un recurso útil y fácil de utilizar para los usuarios. Al diseño inicial le siguieron muchas ideas que fuimos anotando y que posteriormente fueron filtradas en función de lo que aportaban a la app.

Con tapp tuvimos un primer contacto a raíz de su primera app ¿Qué tal estás?, que trabajaba el reconocimiento de emociones y que nos encantó porque era la primera app en castellano que nos permitía trabajar de forma autónoma y útil en el aula. Así que nos pusimos en contacto con ellos y, tras varias conversaciones, acabamos acordando colaborar para crear la app.

Termotic supuso para tapp una oportunidad de convertir en realidad algo que se recoge en su ideario: crear apps que vinieran a satisfacer una necesidad detectada en el aula. Una herramienta demandada por profesores o terapeutas aún no existente. La visión que tapp tiene del desarrollo de apps consiste en otorgar a la sociedad de nuevas herramientas, aportar soluciones, y por este motivo, Termotic es la metáfora perfecta para describir a tapp.

El proceso creativo en tapp comienza entendiendo la necesidad, algo que sólo se consigue cuando el equipo es capaz de describir la app en tres líneas. Este paso se considera tan crucial, que el resultado de esta reflexión será luego lo que todo usuario lea en primer lugar en el AppStore ¿En qué consistía Termotic?

Desarrollada en colaboración con expertos educadores, 'Termotic' te enseña a identificar las emociones básicas y la intensidad con la que sienten. 'Termotic' contiene también un juego de emparejamiento y permite crear un diario personal con tus propias emociones con facilidad y de forma intuitiva.


El diseño de la app continua con dos de las herramientas más utilizadas en las últimas décadas, el lápiz y el papel. Tecnología a prueba de fallos. Es en estos pasos iniciales donde se necesita que ambas partes colaboren estrechamente, tapp entendiendo la necesidad planteada por el profesional y éste comprendiendo el proceso de diseño y desarrollo de una app. Es aquí donde la app se afina y se refina, donde se atienden a las necesidades específicas de los usuarios en cuanto al flujo de trabajo. Tal y como se puede encontrar en cierta campaña de cierta marca, “hay muchos no para cada sí”.

Una vez que ambas partes se encuentran cómodas con la estructura y queda aprobada, empieza la labor de programación, una tarea de interpretación del lenguaje esquemático a lenguaje máquina. Programar es traducir. Al mismo tiempo, se diseñan cada uno de los elementos gráficos que incluye la app, las pantallas y las animaciones. Ambos equipos trabajan y prueban los avances del otro, ya que el resultado tienen que convivir armónicamente. Es por eso que en tapp se “diseñan y desarrollan” apps, y no se desarrollan únicamente.

En esta fase de diseño y desarrollo se han de tener en cuenta las características de los usuarios. En el caso de Termotic, el objetivo era conseguir una herramienta accesible e inclusiva. Podría servir de ejemplo que los textos incluidos en la app únicamente enfocados al terapeuta. O los botones, representados con iconos libres de texto acompañados de ayuda vocal para que el usuario no necesite leer.

Por último, en la fase de test, se requiere que las partes involucradas en el proyecto interactúen. Se necesita ser capaces de limar detalles de la aplicación, y que tanto profesores como usuarios en potencia puedan enviar feedback al equipo de diseño y desarrollo.

La creación de Termotic ha supuesto un aprendizaje y un enriquecimiento para ambos equipos ya que tanto tapp como nosotros hemos aprendido de la experiencia, de un lado conociendo más a fondo la realidad en el aula, y por el otro el proceso creativo y de programación de una app. Son estas iniciativas las que más nos aportan ya que el resultado ha sido una herramienta útil y accesible que nos permitirá mejorar la inclusión escolar de los alumnos con TEA a partir del trabajo de las emociones. Así que os animamos a poner en práctica vuestras ideas: plantearlarlas, compartirlas y desarrollarlas para crear nuevos recursos que tanto nos podrán ayudar en el aula. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada