13 de junio de 2014

Día de notas en el instituto!


Hoy ha sigo un gran día, han llegado a casa las notas de mi hijo. Este ha sido su primer año en el instituto y la verdad es que ha aunque ha sido un año intenso, estoy muy orgullosa de él porque ha aprobado todas las asignaturas excepto Educación Física que es la que más se le resiste.

El paso de la escuela al instituto ha sido para nosotros un reto importante. Y digo nosotros porque tanto él como yo hemos tenido que aprender, gestionar y confiar en que este sería un cambio importante pero positivo y sobretodo posible. El curso pasado iniciamos un intenso entrenamiento para lo que sería su nueva realidad educativa. Entrar en el nuevo centro implicaba muchas cosas, en primer lugar un cambio de compañeros de clase, en segundo un cambio de entorno y por último un cambio radical de rutinas. Así que atacamos los tres frentes desde casa y con la ayuda del equipo terapéutico que trabaja con nosotros.

El ámbito en el que más podíamos incidir y con el que debíamos tener más cuidado era el cambio de rutinas al que tendría que hacer frente: comer solo en casa, abrir y cerrar la casa para volver a clase por la tarde, la organización de los deberes y la gestión de libros y agenda. Lo primero que hicimos fue conseguir un microondas y darle un juego de llaves de casa. Durante varios meses hicimos que cada día utilizara el microondas para calentar alguna cosa y abriera y cerrara la casa cuando lo llevábamos al cole, acompañándolo de explicaciones sobre como hacerlo correctamente.

A lo largo del curso hemos tenido un poco de todo, horas de estudio, exámenes sorpresa (porque olvidaba apuntarlos), eternas tardes de discusión para hacer los deberes y hemos sufrido el ataque de la taquilla que escondía los libros! También hemos descubierto muchas cosas buenas como por ejemplo la habilidad musical que ha desarrollado, su actitud ante algunos contratiempos y lo responsable que se ha mostrado. Hemos conseguido acabar el curso agotados pero muy orgullosos de haber superado el reto.

Hemos tenido mucha suerte con el equipo de profesores que han trabajado este curso con él, a los que agradezco infinitamente la ayuda que han brindado a mi hijo y la paciencia que han tenido. Han estado muy pendientes, sobretodo su tutora orientadora que ha sido un puntal imprescindible ya que ha estado siempre detrás, apoyándolo y echándole una mano. Entramos en el instituto sin dictamen por expreso deseo mio y sin ningún tipo de apoyo específico ya que hace algunos años tomé dos decisiones vitales ante el síndrome: conseguir una vida lo más normalizada posible y no utilizar medicación, lo que me ha traído muchas discusiones y problemas con algunos profesionales.

Siempre he intentado darle a mi hijo la oportunidad de demostrar y demostrarse a si mismo que puede, hacerle entender y aceptar que a veces necesita ayuda para seguir, pero no una burbuja que lo proteja de la vida. Estoy convencida de que la inclusión de mi hijo en cualquier ámbito tiene que ser lo más normalizada posible, sin limitar su potencial y permitiéndole aprender del entorno y aportar en la medida en que sus capacidades y habilidades le permitan. Necesita vivir y experimentar todas las emociones que la vida le ofrece para valorarlas e integrarlas como por ejemplo suspender un examen, enamorarse, reírse con los compañeros, en una palabra: sentir. Trabajamos potenciando sus capacidades y mejorando sus dificultades, pero sobretodo respetando su derecho a ser y estar en la vida como él decida.

Hoy es uno de esos días en que lo miro y me siento muy orgullosa de mi hijo, del gran esfuerzo que ha hecho, de como ha conseguido superar las dificultades y de como ha luchado por llegar aquí. Se que lo estamos haciendo bien, que se que todas las discusiones y los problemas que he tenido a lo largo del camino hasta llegar aquí han valido la pena. Hoy es uno de esos días en que más que nunca pienso en sus derechos y en mi obligación de preservarlos, de luchar porque los siga teniendo y pueda disfrutar de una vida plena. Gracias a todos los que nos ayudáis a diario, sois un apoyo imprescindible para seguir caminando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada