12 de diciembre de 2012

Centro de Recursos Aprenem: un espacio para familias de personas con TEA.


Llegamos tarde, busco el número de la calle a la vez que repaso mentalmente la entrevista. Ya hace tiempo que tenemos ganas de conocer el centro de recursos de la asociación Aprenem, recien inaugurado en Barcelona. Me acompaña Gemma, profesora de Educación Especial y compañera de la escuela, ambas tenemos ganas de llegar y conocer un poco más el centro y sus propuestas. Al final el número aparece ante una puerta antigua y picamos al timbre. Dentro nos esperan Lidia García y Marta Romero, directora y psicóloga respectivamente del centro.


Aprenem es una asociación que nació de la mano de un grupo de familias con hijos con Trastorno del espectro Autista (TEA) en el año 2006 y tiene por objetivos defender los derechos de las personas con TEA, promover su autonomía y su inclusión en todos los ámbitos de la sociedad, prestar los servicios y el soporte adecuados en todos los ámbitos y promover enfoques educativos eficaces.


Su filosofía se basa en la defensa de varios preceptos, como son el respeto por las personas con TEA, la igualdad de derechos, la inclusión en todos los ámbitos de la sociedad, potenciar la autonomía y la autodeterminación de estas personas y proporcionar los soportes y los recursos necesarios para hacerlo posible.


Lidia nos explica que es un centro de familias y para familias de personas con TEA, y por eso los servicios del centro van totalmente encaminados a ofrecer recursos, acompañamiento, orientación e información a éstas para promover la inclusión social de sus hijos. Para conseguir sus objetivos hacen incidencia en tres ámbitos concretos: trabajo con las familias, inclusión educativa e inclusión social en el entorno más cercano.



En el ámbito familiar realizan salidas en familia de fin de semana dónde padres y hermanos encuentran un espacio dónde compartir. También ofrecen escuela de padres con ponencias mensuales sobre diferentes temas relacionados con el día a día de los niños. Y paralelamente han creado un espacio de préstamo de material específico y ponen a disposición de las familias una sala del local dónde pueden crear su propio material.


En lo que respecta a inclusión educativa, Aprenem aboga por un modelo de intervención en el medio natural del niño, ya sea la escuela o casa, es decir, en el entorno en que el niño desarrollará la mayoría de sus actividades. Actualmente trabajan en un proyecto piloto con varias escuelas ordinarias que consiste en poner al servicio de la escuela una coordinadora externa que de apoyo a la escuela coordinando objetivos, realizando el Plan Individualizado del alumno, ofreciendo formación al claustro y aportando recursos para trabajar con estos alumnos. Destacan la importancia de que los profesionales que intervienen a este nivel sean especialistas en autismo, para poder ofrecer la atención más específica posible e incidir en las diferentes necesidades educativas de los alumnos. El centro ofrece formación a profesionales sobre recursos e ideas para utilizar en las aulas haciendo así difusión del trastorno y especializando a los profesionales. Un ejemplo ha sido el curso impartido a principios de este mes sobre el sistema PECS (Picture Exchange Communication System) sistema aumentativo y/o alternativo de comunicación.


La inclusión social de las personas con TEA es uno de los puntos más importantes en los que trabaja el centro. Han creado diferentes actividades para conseguir este objetivo y ofrecen diferentes recursos para desarrollarlo. La oferta es variada y está compuesta por actividades extraescolares abiertas y talleres en el centro. Actualmente preparan actividades en colaboración con otros centros del barrio como el polideportivo municipal, ampliando así las posibilidades de integración de los niños.


Los espacios del local están pensados y adaptados para las diferentes actividades que se realizan en el centro, pero hay dos espacios en concreto que nos han llamado la atención. Uno es la cocina, que ha sido adaptada para realizar el taller de cocina que harán con los peques. Este taller se ha estructurado de manera que resulte una actividad inclusiva, es decir, haciendo que los alumnos empiecen cocinando y más adelante deban ir a comprar los ingredientes del taller. De este modo el trabajaran el entono del mercado y las tiendas y acostumbraran a los niños a comprar.


El otro espacio que nos ha encantado ha sido la sala de materiales, dónde se instalará una fotocopiadora y una plastificadora para que los padres que lo deseen puedan confeccionar su propio material. Es una idea muy buena, ya que a menudo nos encontramos con que necesitamos recursos pero nos es complicado encontrarlos, con esta iniciativa ofrecen a las familias orientación, ejemplos de materiales ya creados y la ayuda necesaria para realizar material propio. Este puede ser un servicio muy interesante también para profesores y otros profesionales en contacto con niños con TEA.


Es un centro abierto para todo aquel que esté interesado en el tema y receptivo a nuevas ideas y/o propuestas dónde uno se siente acogido y que recomendamos, además de a las familias, a todos aquellos profesionales que trabajen con niños con TEA ya que allí encontrarán muchos recursos para mejorar su práctica diaria y formación específica para conocer o profundizar sobre el trastorno.


Tanto a Gemma como a mi nos ha encantado. Es un centro muy necesario ya que tras el circuito de profesionales, a menudo las familias nos encontramos sin formación, sin recursos ni asesoramiento para poder ayudar a nuestros hijos y la propuesta de Aprenem hará que muchas familias encuentren una forma de poder salir adelante. Por último, queremos agradecer a Lidia y Marta habernos concedido esta entrevista y brindarnos la oportunidad de conocer mejor su centro y sus propuestas. Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada