28 de febrero de 2017

Robot-TEA, habilidades sociales y robots.




Es un hecho indiscutible que la tecnología ha cambiado aspectos tan importantes de nuestra vida como la democratización de la información y el acceso al conocimiento, la forma de comunicarnos con nuestro entorno o la forma en que procesamos la información que recibimos.

En el ámbito de las personas con necesidades específicas, el uso de las TIC ha provocado también una revolución, aportando soluciones a dificultades concretas, facilitando el día a día de muchas personas.

Personalmente creo que, en el ámbito de las personas con necesidades especiales, la dificultad a la hora de elegir una opción tecnológica para trabajar reside en decidir cual de estas propuestas va a ser realmente útil y nos ayudará a avanzar en nuestros objetivos, ya sean familiares, educativos o terapéuticos. Aunque algunas plataformas han aportado soluciones a problemáticas concretas, muchas de estas soluciones digitales en las que actualmente se trabaja no llegarán al usuario final por diferentes motivos: precio alto, dificultad de uso, etc. Es por eso que hay que conocer el recurso a fondo y valorar sus opciones.



En esta línea, hoy os queremos hablar de Robot – TEA, una propuesta que creemos que cumple muchas de las condiciones para ser una herramienta real, útil y accesible para trabajar las habilidades socioemocionales con personas que presentan dificultades para conectar y/o relacionarse con su entorno.

Su objetivo principal es la intervención con robots como conectores con el entorno para trabajar y mejorar la relación de las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) con su entorno y mejorar su calidad de vida y la de sus familiares.

La idea surgió de la mano de Marcel García, Isabel Jiménez Gallardo y Marta Marcet hace más de diez años. Su interacción con personas con trastorno del espectro del autismo le planteó la necesidad de buscar una herramienta que le permitiera trabajar las habilidades sociales mediante la intervención multisensorial con robots, más concretamente con Marta y Rosa, dos robots que estimulan al usuario de forma visual, auditiva y táctil.

De esta necesidad surgió una segunda, la importancia de validar la herramienta. Así iniciaron un estudio para recoger los resultados que se iban consiguiendo en las diferentes intervenciones y poder valorar la mejora en la rehabilitación de las habilidades socioemocionales.

El estudio, que se inició en 2011, consta de dos fases y se ha realizado con niños y adultos con TEA y entre 4 y 23 años. En la primera fase se invita al usuario a elegir un juguete y en la segunda fase se le propone interactuar con el robot propuesto. Los resultados, nos comenta Marcel, son muy distintos. En la primera fase los usuarios interactúan con el juguete de forma individual, mientras que en la segunda fase la interacción con el dinosaurio facilita la comunicación con su entorno. No es un proceso automático, la mejora se realiza a través de las sesiones adaptando el robot a las necesidades del usuario.

El proceso no ha sido fácil, con cada usuario se probaron diferentes tipos de robot hasta encontrar el que mejor respondía a sus necesidades. Entre otros trabajan con Bee Bot, UBTECH Alpha 1S, Pleo y MyKeepon. Las intervenciones se realizan en los domicilios familiares a fin de trabajar en un entorno conocido y relajante y no introducir un elemento de estrés a la sesión. La intervención se estructura en sesiones de 45 minutos una vez por semana y la duración aproximada de las intervenciones ha sido aproximadamente 18 meses. Actualmente el estudio  continúa y se siguen recogiendo datos para conseguir una conclusiones más documentadas.

La labor de Robot-TEA se ha diversificado en este último tiempo, realizando validaciones de robots a nivel de software y hardware de diferentes marcas, de algunos desarrollados específicamente para personas con TEA y otros que, aún siendo creados como objeto lúdico, pueden ser adecuados para realizar este tipo de intervención. La verdad es que es una propuesta muy interesante que puede abrir nuevas posibilidades a la hora de incidir en la mejora de la relación con el entorno. Os recomendamos visitar su espacio web y conocer más en detalle su experiencia.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada