31 de agosto de 2016

Los desheredados.



En unos días estrenaremos un nuevo curso y con él iniciamos nueve meses de emociones y aprendizaje. Si algo me ha enseñado la experiencia en el aula es que cada curso es un inicio, una nueva oportunidad educativa para nuestros alumnos y para nosotros.


Este curso será también una oportunidad de continuar trabajando por conseguir una escuela inclusiva para todos los niños y, tristemente, también para velar que se respeten los derechos de nuestros hijos, los desheredados del sistema educativo.


Como relata Carmen Saavedra “Parece que se diera por hecho que, una vez aceptado el diagnóstico de nuestros hijos, parte de esta aceptación consiste en asumir la falta de derechos, el rechazo y la exclusión.” en Nuestro objetivo. Nuestra lucha”.Y es que, por mucho que las leyes sean claras y garanticen una educación ordinaria para todos los niños, la realidad es otra muy diferente, con nuestros hijos no se respeta un derecho tan básico como es la educación.


Volvemos con energías renovadas, con mucha ilusión y con ganas de avanzar. Así que un curso más seguiremos aportando granitos de arena, formando e informando sobre los trastornos, buscando y creando recursos educativos, concienciando a la sociedad, haciendo escuchar nuestra voz. Un curso más trabajaremos para que cada día nuestro objetivo esté más cerca de ser una realidad.  Que tengáis un fantástico inicio de curso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada